LLAMA AHORA! | CALL NOW! 770-401-8668

Un equipo de médicos de la Universidad de Maryland realizó el primer trasplante de un corazón de cerdo modificado genéticamente a un hombre de 57 años con una enfermedad cardíaca terminal.

David Bennett, de 57 años, se había quedado sin opciones para un trasplante ordinario debido a sus condiciones. Tres días después de haberse realizado la operación, el receptor se encuentra en buen estado y bajo vigilancia médica. La intervención abre nuevas esperanzas para todos los pacientes que sufren la dramática escasez de órganos humanos disponibles para trasplantes.

«Era morir o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, aseguraba el paciente antes de someterse a una intervención revolucionaria que podría permitir mitigar la escasez de órganos. «No hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de receptores potenciales”, aseguraba Bartley Griffith, doctor encargado de esta intervención quirúrgica.

«Hay que tomar la noticia con cautela»

Aunque es muy pronto para saber si el procedimiento logrará prolongar la vida del paciente, sin duda es un avance enorme en la larga búsqueda por poder llegar a trasplantar algún día órganos de origen animal y salvar vidas humanas.

La operación, que duró ocho horas, fue realizada con éxito el pasado viernes. Según la institución, el trasplante de un corazón de cerdo “era la única opción disponible para el paciente”, ya que varios hospitales habían descartado la posibilidad de hacerle un trasplante convencional.

El paciente todavía está con una máquina que ayuda a su corazón, no está viviendo ‘el sólo’ con el corazón nuevo, que parece que funciona bien pero ellos mismos son muy cautos. «Lo que es muy esperanzador es que parece que han logrado mediante una modificación genética reducir ese riesgo de rechazo, pero eliminar esas defensas eleva el riesgo de complicaciones. Por tanto, esto es algo que queda por ver. Es una buena noticia, pero todavía estamos en una etapa muy inicial», sintetiza la cardióloga.

Los cerdos han sido durante mucho tiempo una fuente potencial de trasplantes, ya que sus órganos son muy similares a los humanos y su tamaño es parecido al de un humano adulto. Otros órganos de cerdos que se están investigando para utilizarlos en humanos incluyen riñones, hígado y pulmones.

Los intentos anteriores de trasplante de cerdo a humano han fracasado debido a diferencias genéticas que provocaron el rechazo de los órganos o a virus que suponen un riesgo de infección. Los científicos han abordado ese problema editando genes potencialmente dañinos. En el corazón implantado en Bennett, tres genes previamente vinculados al rechazo de órganos fueron “eliminados” del cerdo donante, y se insertaron en el genoma del animal seis genes humanos vinculados a la aceptación inmune. Los investigadores también eliminaron un gen de cerdo para prevenir el crecimiento excesivo del tejido cardiaco del animal. Además de los cambios genéticos en el corazón del cerdo, Bennett recibió un medicamento experimental contra el rechazo fabricado por Kiniksa Pharmaceuticals, con sede en Lexington, Massachusetts.

Éxito en el trasplante de un corazón de cerdo a un hombre por primera vez  en la historia

Fuente
https://www.20minutos.es
https://elpais.com

 

Contacta con nosotros.

Deja un comentario